Saturday, December 26, 2009

Resoluciones para el 2010; Tiempos Difíciles, Esperanza Segura

Cuando se acerca el final de un año usualmente nos sentamos a recapitular acerca de las metas que hemos logrado y los desaciertos que hemos cometido, todo lo que hemos obtenido y todo lo que hemos perdido. El denominador común de todos estos pensamientos es que giran en torno a nosotros. Sin embargo, la Palabra habla acerca del sabio, el entendido, el sobrio, quién es aquél que observa y “pesa” los tiempos en los que vive, y toma acción (Prov.22:3).

Cuando miramos nuestro mundo, nuestra ciudad y la iglesia de Cristo podemos encontrar ciertos patrones: la maldad se ha intensificado, hay mayor apostasía y paganismo aún en la iglesia, vemos mucho dolor humano por doquier. Estamos claramente caminando hacia una situación mundial insostenible, tanto económica, climática, política y de recursos de supervivencia. Cabe entonces preguntarnos: ¿Qué tiempos vivimos? ¿Qué debemos hacer? ¿Cuál es nuestra misión? ¿Cómo mantenemos el paso sin caernos?

En Mateo 24 (y sus paralelos de Lucas 21 y Marcos 13) Jesús nos habla de este período que estamos viviendo, y predice varios eventos en tres secciones generales: (1) los tiempos del fin (o de los gentiles), (2) la caída de Jerusalén (en el 70 DC y su posible paralelo apocalíptico con el “día de la ira de Dios”), (3) los días previos al regreso visible de nuestro Señor Jesucristo a la tierra. Leerlos es por momentos difícil y algo deprimente pero si somos de los sobrios y entendidos, sabemos que no tenemos opción; necesitamos saber y necesitamos actuar.

Cristo predice la condición de los tiempos del fin (el tiempo presente): engaño doctrinal (Mat.24:11-12), desasosiego mundial (Luc.21:9-11) y persecución a los cristianos (Luc.21:12,16-17). Sin embargo, también prevé un tiempo de evangelismo mundial (Mat.24:14) mientras el cuido soberano de Dios sobre su iglesia nos lleva de la mano (aunque esto represente oposición y aún la muerte para nosotros; Luc.21:18-19, Mat. 24:13). Si podemos hablar de un avivamiento mundial en el fin de los tiempos, es el que provendrá del fuego del Espíritu que nos limpia de nuestro pecado, recalibra nuestros pensamientos, e infunde pasión por la salvación de las almas perdidas, de tal manera que nuestra primera prioridad sea ahora trabajar para el Reino.

Entonces, ¿qué debemos hacer? En este tiempo en que la gente “desfallece por el temor y la expectación de las cosas que sobrevendrán en la tierra”, lo primero es agarrarnos de nuestra fe y esperanza, de que para los nacidos de nuevo, ¡estos tiempos son de expectativa de gloria! Y el llamado de Dios a nuestra vida no puede ser más urgente ni certero:

“Mirad también por vosotros mismos, que vuestros corazones no se carguen de glotonería y embriaguez y de los afanes de esta vida, y venga de repente sobre vosotros aquel día… Velad, pues, en todo tiempo orando que seáis tenidos por dignos de escapar de todas estas cosas que vendrán, y de estar en pie delante del Hijo del Hombre.” (Lucas 21:34,36)

Nuestra prioridad, meta, resolución, para el 2010 debe ser ésta: llenarnos de pasión por el Reino de Dios, de tal manera que mantengamos los ojos bien abiertos y no nos dejemos hechizar por las comodidades y deseos de esta vida. El tiempo se acaba y sólo nos resta mantenernos velando, orando, evangelizando y aguantando los ataques del infierno hasta que nuestro Señor regrese otra vez y “nos halle haciendo así”.

En Cristo,
Gadiel

Saturday, December 19, 2009

¡La Navidad es Cristo!

Los casos de depresión y suicidio usualmente se disparan en esta época de Navidad, ¡y no es para menos! Relacionamos la temporada con la familia y las amistades, y lamentablemente traemos a nuestra memoria las relaciones rotas y la soledad que vivimos hoy por causa de nuestro pasado. Aún más, a muchos la tristeza nos embarga cuando se acerca el fin de año y recapitulamos nuestra historia, reconociendo lo que no hemos alcanzado y todo lo que hemos perdido.

Aún cuando la vida ciertamente trae muchas tristezas, la historia de la Navidad (bien contada y creída en el corazón) debe producir en el verdadero cristiano (el nacido de nuevo) exactamente el efecto opuesto de lo que acabamos de mencionar: gozo, paz, esperanza y una razón para vivir. ¿Por qué esto es así? Porque Cristo vino (se encarnó, se hizo hombre, nació, ¡Navidad!) para quitarnos el peso de nuestra culpa y librarnos del hábito que nos destruye: el pecado.

El pecado es desobediencia a la ley de Dios. Esta ley se resume en “amar a Dios sobre todas las cosas y al prójimo como a nosotros mismos”. Si en algo los seres humanos fallamos miserablemente es en estas dos actividades. Amamos más nuestras cosas (casas, carros, ropa, artefactos), nuestros placeres, nuestra vida y bienestar, nuestras opiniones y talentos, que a Dios. Y amándonos a nosotros mismos tan fuertemente, no nos queda mucho espacio para el prójimo, sobre todo si dar algo de mí para el vecino significa quedarme corto en aquello que tanto anhelo.

El único problema con esto es que al final del día terminamos engañados y frustrados porque todo lo que obtuvimos de la vida fue dolor, tristeza, soledad y fracaso. Nuestros matrimonios se derrumban por el egoísmo y la infidelidad. Nuestros hijos se pierden en vidas licenciosas porque fallamos en amarlos y disciplinarlos correctamente. Nuestra riqueza o pobreza al final tiene muy poco que ver con nuestra verdadera paz interior. Y cuando todo cesa, nos quedamos pensando por qué nuestro vacío interior sigue siendo tan grande, tan pesado, tan profundo, tan interminable como el primer día que nos dimos a la tarea de borrarlo del corazón.

Pero, nuestra respuesta es ¡Cristo! La Biblia dice:

“Y sabéis que él apareció para quitar nuestros pecados… Todo aquel que es nacido de Dios, no practica el pecado, porque la simiente de Dios permanece en él; y no puede pecar, porque es nacido de Dios.” (1 Juan 3:4, 9)

Cristo entró al mundo para “quitar” nuestra culpa y tristeza, y para implantar una semilla de Dios en nosotros, para que ya no “practiquemos el pecado”. Él vino a sanar y restaurar nuestro corazón de todo el peso de culpa que nos hunde, y darnos la capacidad de Dios para no volver a cometer los mismos errores del pasado, sino que aprendamos a vivir para su gloria.

¿Cuál es el resultado final de esta verdad? ¿Qué ganamos los verdaderos cristianos con todo esto? La Biblia nos dice que Dios nos da:

  • Gozo, aún cuando nos quedemos solos en el mundo:
“Mirad cuál amor nos ha dado el Padre, para que seamos llamados hijos de Dios; por esto el mundo no nos conoce, porque no le conoció a él.” (1 Juan 3:1)

  • Esperanza de un cambio total y final de vida, aún cuando hoy todavía luchamos contra el remanente de pecado que queda en nosotros:
“Amados, ahora somos hijos de Dios, y aún no se ha manifestado lo que hemos de ser; pero sabemos que cuando él se manifieste, seremos semejantes a él, porque le veremos tal como él es.” (1 Juan 3:2)

  • Razón de vida para amar al Dios que nos ha amado tanto, y que nos hace tener hambre de la ley de Dios (“hambre y sed de justicia”), de ser lo que no somos hoy, para su gloria:
“Y todo aquel que tiene esta esperanza en él, se purifica a sí mismo, así como él es puro.” (1 Juan 3:3)

Amado, recibe a Dios en tu corazón hoy. Cree que el Señor Jesucristo vino a esta tierra para cambiar tu existencia, para pasarte de muerte a vida, de dolor y tristeza a esperanza y paz. Si aceptas su llamado, pides perdón por tu pecado y rebeldía, y entregas tu voluntad al que te creó, todo lo que hemos hablado será para ti también.

En Cristo,
Gadiel

Saturday, November 28, 2009

¡Al mundo paz!

“Porque un niño nos es nacido, hijo nos es dado, y el principado sobre su hombro; y se llamará su nombre Admirable, Consejero, Dios Fuerte, Padre Eterno, Príncipe de Paz.”
(Isaías 9:6)

Se acerca un nuevo período de festividades navideñas y con ellas la ansiedad de los regalos, las fiestas, los compromisos, y más. En la carrera por hacer lo que los demás hacen, se nos olvida el mensaje esencial de la temporada: Dios se encarnó en Cristo. Significa que Dios vio nuestra condición y se metió en nuestra historia de tristeza y desesperanza para elevarnos a Su historia de gozo, paz y victoria. ¡Ojala pudiésemos eliminar todo el frenesí comercial de la época y aquietar nuestro espíritu para ser partícipes de la mayor historia jamás contada! ¿Que tal un buen rato a la luz de las estrellas, con la familia alrededor (¡y un buen BBQ encendido!), recordando el evento de Belén, leyendo la historia otra vez, enseñándoles a nuestros hijos y nietos que la vida eterna nos fue regalada en ese día tan especial?

¡Que la paz y gracia de nuestro Señor Jesucristo alumbre nuestras vidas para que conozcamos al Dios eterno, creador, todopoderoso, que se humilló a sí mismo hasta la cruz, para darnos el regalo de la salvación: la reconciliación con Él mismo!

En Cristo,
Gadiel

Saturday, November 21, 2009

2010, ¿Año de aceleración?

Me duele escuchar a muchos cristianos "profetizar/declarar" un 2010 de "aceleración", de "prosperidad", etc. No negamos el poder de Dios para cambiar una situación sin salida en una de victoria, pero tampoco podemos negar que la situación espiritual de nuestra nación (y especialmente de la Iglesia) clama por una respuesta fuerte y dolorosa de parte de Dios. No podemos unirnos al coro que clama "paz, paz" cuando no hay paz; eso nos convertiría en falsos profetas. La respuesta a la situación actual no es pedir más prosperidad (¿que hicimos con la que Dios nos dio en la pasada década, sino alejarnos de El y llenarnos de frialdad?). La respuesta es arrepentirnos de nuestra rebeldía y negligencia espiritual, convertirnos (cambiar de rumbo hoy y ahora), restituir los agravios que hayamos cometido, y regresar a la oración y búsqueda intensa por un despertar espiritual. ¡Esto cambiara el rumbo de nuestro país y del mundo!

En Cristo,
Gadiel

Saturday, October 31, 2009

Los pecados que toleramos – El descontrol personal

(Esta serie esta basada en el libro “Respectable Sins, de Jerry Bridges, NavPress, 2007, también disponible en español - un excelente recurso para el discipulado y crecimiento espiritual personal)

¿Qué es dominio propio? Es gobierno sobre los deseos, impulsos, emociones y pasiones de uno mismo. Es tener prudencia, sobriedad, o lo que la Palabra llama “templanza” (Gálatas 5:22-23, Tito 2:2-6, 2da Pedro 1:5-6). Esto es tener auto-control, o sea, ser comedido en todo lo que hacemos, o no dejar que los deseos e impulsos de nuestro cuerpo y nuestra mente controlen nuestra vida.

Dios nos comanda a:
  • Ser moderados cuando satisfacemos deseos legítimos (ej. comida, descanso, etc.). El descontrol comiendo, bebiendo, durmiendo, descansando (TV, entretenimiento, juegos, etc.), habla de una persona que vive para el placer, y esto es una falla de carácter que al final va a afectar negativamente otras áreas de tu vida (familiar, trabajo, etc.).
  • Restringirnos totalmente de aquellos deseos pecaminosos (ej. pornografía, fornicación, etc.)

La falta de auto-control es pecado. Ser esclavos de placeres y deseos menores nos hace vulnerables a pecados aún mayores. Michael Quoist dijo:

“Si tu cuerpo toma todas las decisiones y da todas las órdenes, y si lo obedecemos, lo físico efectivamente destruirá todas las otras dimensiones de la vida”

Por eso, el apóstol Pablo nos manda a someter nuestro cuerpo para que no nos domine. Así que, debemos pedirle al Espíritu de Dios que nos guíe para conocer aquello que hasta hoy nos domina, y que nos dé el poder espiritual para vencer cada tentación. Aprendamos a no proveer maneras ni planes para que la tentación nos alcance, y reduzcamos nuestra exposición al pecado que nos llama.

¡Seamos gente que no se deja ganar por lo que “el cuerpo pide” sino por lo que Dios pide!

En Cristo,

Gadiel

Saturday, September 5, 2009

Estoy Cansado - Chuy Olivares

Mensaje del Pastor Chuy Olivares que recientemente encontré en la Web.

Puedes no estar de acuerdo con todo lo que diga, pero sus palabras son demasiado impactantes, reales y redarguyentes. En nuestra congregación hemos hablado de cada uno de estos temas en algún momento durante los pasados 4 años, y la verdad es que uno se siente avergonzado, abochornado y extremadamente dolido por la condición presente de la iglesia evangélica pentecostal/carismática. Somos el hazmerreír de muchos, no porque estamos en contra de la corriente del mundo (placeres, poder, dinero, éxito) sino porque estamos exactamente corriendo tras de esas mismas cosas y a la vez nos cantamos de santos (o “separados”). Somos el cumplimiento literal de Timoteo 3:1-13; nos hemos convertidos en los “malos hombres y los engañadores (que) irán de mal en peor, engañando y siendo engañados”.

Todo el que ama a Dios y está clamando por un verdadero despertar de esta crisis de apostasía que nos ha arropado, no podrá menos que llorar y gemir cuando lea estas palabras. Y espero que al menos ellas nos ayuden a levantarnos de nuestro letargo profético (sí, profético, porque somos nosotros, los que amamos y respetamos la Palabra de Dios tal y como nos fue revelada por los santos (y originales) apóstoles de Dios, los que tenemos que “abrir nuestra boca” y anunciar la verdad a los cuatro vientos).

En Cristo,
Gadiel

Estoy Cansado - Chuy Olivares

¡Me cansé!. Sé que seré criticado. Conozco muchos pasajes de la Biblia que prometen dar fuerzas al que no tiene ninguna. Sé que la Biblia dice que él puede aumentar mis fuerzas como las del búfalo. También sé que Jesús puede aliviar mi cansancio. También sé que algunos me criticarán y dirán ¡que negativo! Sin embargo, no puedo disimular: me encuentro exhausto!!!.

Aclaro, no estoy cansado de Dios ni mucho menos, tampoco del ministerio ¡Es un privilegio servir a Dios!. Cada día pongo todo el corazón en lo que hago; amo a Dios por sobre todo, amo a mi familia y a mis amigos, mi congregación ….He recibido tanto de Dios!!!!!!!!. . Mi agotamiento y frustración tienen otras razones.

¿Cansado de qué?

Me aflige hasta el cansancio escuchar “Los mensajes” de aquellos que se enriquecen con el evangelio. Ya no aguanto más que se tomen textos fuera del contexto, para apoyar su avaricia, y vender sus revelaciones al mejor postor. Destruye mi ser interior, porque sé que les están tomando el pelo. Me cansé de oír programas de radio donde los pastores no predican el verdadero evangelio…..solo saben pedir dinero, dinero y más dinero…..No saben otro tema!!!!!!!!; Cansado estoy de la llamada T.V. “Cristiana”, que vende los milagros por $70 al mes, ”Pacte”,”Pacte”,”Pacte” con Dios, dicen, eso me hace inevitablemente volver al oscurantismo de la edad media, “por cada chelín que deposite en el arca, usted recibirá las bendiciones de Dios” dicen los modernos Tetzéles. Estoy cansado de escuchar …“Siembre una semilla en mi ministerio” ¡ uf ,uf y recontra uf!!!!!!. Estoy cansado de “Cubrirle las espaldas” a todos esos delincuentes metidos en la iglesia , ya no puedo más!!!!!!!. Hastiado estoy de conciertos “para la gloria de Dios”. Y ¿que de las brujerías metidas en la iglesia?: “Invoco la prosperidad en tu vida”, “Decreto una vida de éxito para ti”, “Desato las riquezas para ti“. Me cansé de estar explicando la diferencia entre la verdadera fe bíblica y las creencias populares supersticiosas que enseñan los “Apóstoles y Profetas” modernos.

¡Cuidado que el diablo se suelta durante la semana!

No aguanto más cultos para atar demonios o para quebrar las maldiciones que están sobre México y sobre el mundo, que no tienen efectividad alguna, pues no tienen base bíblica. Seguramente “atan” a Satanás con una cadena tan larga que llega hasta la luna, porque anda tan suelto como siempre, y los hermanos atando y atando….. Estoy exhausto!!!!!...... Ya se les acabaron los nudos!!!!!!.....Cada reunión lo atan…¿Y se suelta entre semana? …¿Para volverlo atar el siguiente domingo?Me cansa la aburrida repetición de las teologías sin base bíblica. Estoy cansado de oír “No juzguéis, para que no seáis juzgados”, estoy cansado de que los predicadores les pongan bozal a las ovejas y que les digan “No toquéis al Ungido de Jehová”, en lugar de decir como Pablo,”Todo lo que oísteis y visteis y aprendisteis de mi ESTO HACED, y Dios estará con vosotros”.

El Titanic de la bendición

Me cansan los súper-ungidos que te hacen viajar a donde viven para imponerte las manos y…”Transmitirte la visión”. Que doloroso es observarlos sin la verdadera unción del Espíritu Santo, buscan crear ambientes espirituales con gritos y manifestaciones emocionales. No hay nada más desolador que un culto carismático con excelente sonido y luces multicolores, humo que pretende ser la “Nube de gloria de Dios”, pero sin vitalidad espiritual, el ruido los gritos y el desorden, las luces y el humo, no son espiritualidad. Me cansé, incluso, de los chistes trillados sobre Pedro y muchos otros. Cuantos “Comediantes cuentachistes”!!!!!!..... estoy tan abrumado…
Y del ultimo grito de la moda evangélica…..Viajar en un “Titanic” por el Caribe acompañado de los cantantes cristianos más famosos y que han ganado Grammys, y con los mejores MOTIVADORES que te rascaran el oído con sus chistes y grandes revelaciones sobre el éxito y la prosperidad.

Me cansé de ver “Evangelistas” que tiran el saco a las multitudes para recibir “La unción de Dios”. Me dejan abrumado, al verlos “caer bajo el poder el Dios” para ser filmados en video y después decir: Avivamiento!!!!!! ¿Avivamiento o Agitamiento? o ¿Aviva……..Miento?

Me cansan las preguntas que me hacen sobre la “vida cristiana”. Recibo todos los días correos electrónicos de personas que me preguntan si pueden ir a fiestas del mundo, hacerse tatuajes, danzar, caer en “El espíritu” , ”reírse santamente”, recibir tratamiento con acupuntura, practicar karáte y hasta yoga. La lista es enorme y parece inacabable. Me cansa ese “cristianismo” mediocre tercermundista, carnal y ciego.

21 claves para ser más rico que Salomón y más ungido que su padre

Me cansan los libros de escritores norteamericanos evangélicos traducidos al español. Ya no aguanto más libros de veintiún pasos para un liderazgo exitoso, ¿Super cristianos en 40 días?, todos estos “best sellers” solo han venido a mostrar la verdadera condición de la iglesia……. Miseria espiritual , IGNORANCIA DE DIOS Y SU PALABRA Y ANOREXIA ESPIRITUAL!!!!!!!!. No logro entender como una iglesia necesita copiar los ejemplos de centro y sudamerica. Me cansé de tener que opinar si estoy de acuerdo o no con el nuevo modelo de iglecrecimiento copiado de la mercadotecnia secular y que está siendo adoptado POR TODO EL MUNDO ENTERO.

Me desespera tener que explicar que no todos los pastores son fraudulentos y mentirosos, aduladores y de doble moral. No existe nada más extenuante, desgastante y agotador tener que demostrar, a familiares y amigos cristianos y no cristianos, que aquel último escándalo de la farándula cristiana es una excepción. “No todos somos iguales”, ya me cansé de repetirlo!!!!!!!!!!!!!!

Apostolitis aguda

Me cansé de los hambrientos de poder, de reconocimiento y de poder POLITICO, EL LIDERAZGO ESTÁ ENFERMO DE “APOSTOLITIS” AGUDA. Me cansé de los que presumen ser “Doctores” en teología con su titulo que consiguieron por $1,500 Internet. No soporto escuchar que otro más se autoproclamó “PROFETA” Y “APOSTOL”.

Sé que estoy cansado, sin embargo, seguiré adelante, ya no puedo volver atrás.

Es hora de emprender el regreso

PERO HE DECIDIDO no participar más en el “Cristianismo” que fabrica becerros de oro y vacas sagradas. No me pelearé por los primeros lugares en los eventos más renombrados que organizan las mega-iglesias. Jamás ofreceré mi nombre para componer la lista de oradores de cualquier conferencia DONDE SE COBRE LA ENTRADA. Renuncio a querer adornar mi nombre con títulos de cualquier especie. No deseo ganar aplausos de auditorios famosos.Buscaré la convivencia de CRISTIANOS Y DE PASTORES QUE NO TENGAN ESPIRITU DE PLATAFORMA!!!!!

Posiblemente diras …”Que frustrado y negativo te ves y te oyes”………Sí , lo estoy, pero no de Jesús y su hermosa palabra que alumbró mi caminar, sino de las mentiras , fraudes y corrupción de los que se autodenominan “Ungidos de Jehová” .

- CHUY OLIVARES

---Chuy Olivares fue quién comenzó junto a Marcos Witt y Jorge Lozano todo el movimiento de Alabanza y Adoración en los '90. Es pastor desde hace mucho tiempo de una Iglesia en Mexico. Y se retiró desde hace algunos años de lo que él llama "el escaparate de la farandula cristiana", dejando de predicar en lugares donde se cobra la entrada, no firmando ciertos contratos que lo hubieran llenado de dinero pero que, según él, no se trataba de otra cosa que vender el Evangelio entre editoriales, discograficas y managers al mejor estilo mundo del espectáculo.
Puedes ver la pagina web de su Iglesia: www.casadeoracionmexico.com . Te dejan ver, oír y descargar gratuitamente sus videos, predicaciones y música de su Iglesia---

Sunday, August 16, 2009

El verdadero avivamiento

Encontre este comentario de un hermano en la fe que escribia acerca de un nuevo libro, y creo que da en el blanco:

"No estoy interesado en un avivamiento que me permite entrar en un club social religioso o que me invita a bailar al ritmo de la locura carismática. Quiero un avivamiento que ponga mi rostro en tierra delante de la santidad de Dios y que cambie mi casa, mi vecindad, mi ciudad y mi nación. El estudio de la letra sin el Espíritu no lo puede hacer. La emoción y el éxtasis tampoco. Solo el verdadero poder de la Palabra de Dios y el poder de Su Espíritu puede hacer esto una realidad."

Necesitamos Palabra y Poder, nada menos, nada mas.

En Cristo,
Gadiel

Thursday, July 16, 2009

Tozer y los avivamientos falsos

Los avivamientos genuinos que provienen de Dios comienzan con corazones estremecidos por la convicción del pecado que toleramos en nuestras vidas y un genuino arrepentimiento del estilo de vida mundano que caracteriza nuestro andar (sobre todo en los cristianos). Bien lo dijo el famoso pastor A.W Tozer:

Sospecho de todo esfuerzo organizado de avivamiento que minimiza las estrictas condiciones que impone el Reino de Dios. Sin importar cuan atractivo parezca el nuevo “mover de Dios”, si no está fundamentado en la santidad bíblica y no ha crecido en humildad, no es de Dios. Si exalta los deseos de la carne, entonces es un fraude y no debe ser apoyado por ningún creyente temeroso de Dios”- A.W.Tozer, “God’s Pursuit of Man”, 1950, p.128

¿Que cambios reales están produciendo los “avivamientos” modernos en la iglesia? ¿Esta la gente arrepintiéndose de sus pecados y cambiado su estilo de vida para siempre? ¿Hay realmente más hambre y sed de conocer a Dios y su Palabra? Luego de todo el espectáculo, ¿estamos reenfocando nuestro esfuerzo, dinero y tiempo en “gastarnos” para predicar el evangelio, tanto con Palabra como con trabajo de ayuda y compasión? En resumen, ¿qué está pasando en nuestra vida cuando salimos de la reunión congregacional y llegamos a nuestra casa? ¿Seguimos viviendo de la misma manera? ¿Deseamos las cosas de Dios o seguimos pendientes a las cosas del mundo (carros, casas, dinero, poder, fama)?

En Cristo,
Gadiel

Friday, July 3, 2009

Tozer y el problema de la iglesia moderna

“La terrible zona de confusión, tan evidente en la vida de los cristianos de hoy, puede ser eliminada de una vez por todas si los seguidores de Cristo comienzan a seguir a Cristo en vez de seguirse unos a otros”

A.W.Tozer, “God’s Pursuit of Man”, 1950, p.117

Friday, June 26, 2009

Acerca de la muerte de Michael Jackson y Farrah Fawcett

Este es un posting de un tremendo siervo de Dios acerca del "evento" de la muerte de Michael Jackson y Farrah Fawcett:


HOW FLEETING is LIFE-by Andrew Strom.

Most of you will have heard the sad news of the passing of two pop icons in one day yesterday. Farrah Fawcett was 63 and died after a long battle with cancer. Michael Jackson the "prince of pop", aged only 50, died in even sadder circumstances. How tragic that even the vast machinery of fame cannot shield its many lost sons from a lonely, miserable existence and an unhappy end.

No doubt Farrah Fawcett could look back on the glory years when young women around the world imitated her hairstyle and her "look". I can remember as a kid watching "Charlie's Angels", though I have to admit far preferring "The Six Million Dollar Man" as a 10-year-old. She will be remembered as a battler to the end, an icon of her era. But oh, how fleeting is life. And oh, how empty is fame. And oh, how pointless is earthly success when eternity stretches before all.

Michael Jackson could have looked back on years of pop glory and superstar fame - when his dance moves dazzled the whole world. But then came the surgeries, the bizarre behaviour, the ugly allegations, the court cases, the hundreds of million$ of debt. Like another famous "prince" of pop (actually - his father in law -Elvis Presley), he seemingly died unhappy and alone, his"comeback" unrealized, his fame a chain around his neck, his death a shock in one still so young. Elvis died at 42, and now his son-in-law Michael at 50. Fame seemingly does not take good care of its own when they pass their "use-by" date.

And so the ephemeral idols of our shallow culture continue crashing down. "For what is your life?" asks the apostle James. "It is a vapor that appears for a little time, and then vanishes away. "Vanity of vanities," says the Preacher of Ecclesiastes, "All is vanity... All go unto one place; all are of the dust, and all turn to dust again."If it is one thing we can learn from the life and death of every 'icon'on this planet, it is that we all must live with eternity in view, not the fleeting charade of this present world. As Leonard Ravenhill so eloquently asked, "Are the things you're living for worth Christ dying for?" A sad day.

Saturday, June 20, 2009

Los pecados que toleramos – El egoísmo

(Esta serie esta basada en el libro “Respectable Sins, de Jerry Bridges, NavPress, 2007, también disponible en español - un excelente recurso para el discipulado y crecimiento espiritual personal)

¿Has observado alguna vez a un infante jugando con otros? Se le hace sumamente difícil compartir cualquier cosa (dulces, juguetes, etc.). Aquellos que son padres responsables saben lo difícil que es erradicar (o al menos controlar) el problema del egoísmo en sus hijos. El egoísmo es una característica natural de los seres humanos y la podemos definir como un “excesivo y no-moderado amor por uno mismo”.

El egoísta:
  • Piensa solo en él y no en los demás
  • Ve a los demás como los medios para conseguir lo que quiere
  • No piensa en servir sino en ser servido
  • Es desconsiderado no piensa en el impacto de sus acciones en los demás (ej. palabras necias, sarcasmo, impuntualidad, etc.)

El egoísmo es la raíz de los profundos males que vivimos como sociedad (ej. abuso sexual, maltrato conyugal, corrupción política, robo, peleas, etc.). Los matrimonios se destruyen por el egoísmo (el mal uso del dinero, la infidelidad, etc.), la pobreza existe por el egoísmo (porque unos pocos quieren acaparar todo el dinero disponible), la violencia social existe por el egoísmo (porque unos quieren sacar ventaja de los otros por la fuerza).

Los cristianos tenemos que aprender a actuar diferente:

“Nada hagáis por contienda o por vanagloria; antes bien con humildad, estimando cada uno a los demás como superiores a él mismo; no mirando cada uno por lo suyo propio, sino cada cual también por lo de los otros. Haya, pues, en vosotros este sentir que hubo también en Cristo Jesús…” (Filipenses 2:3-5)

Nuestras acciones no pueden provenir de la contienda o el orgullo, sino se tienen que basar en:
  • Humildad – Trato a los demás como superiores a mí, o sea que todos los que me rodean sean vistos por mi como dignos de respeto
  • Consideración – Debo siempre “mirar” (estar pendiente, cuidar, procurar) por los asuntos de los demás de la misma manera que cuido y velo por los asuntos propios.

Este llamado se basa en el ejemplo de Cristo, que hizo exactamente eso por nosotros, el cual no estimando su posición de Dios, se despojó de su gloria y se entregó para tu beneficio y el mío.

En Cristo,
Gadiel

Saturday, May 30, 2009

Los pecados que toleramos – El orgullo

(Esta serie esta basada en el libro “Respectable Sins, de Jerry Bridges, NavPress, 2007,también disponible en español - un excelente recurso para el discipulado y crecimiento espiritual personal)

En nuestro mundo nos regimos por el principio de la competencia. Podemos decir que sí existe algo positivo en la “competencia amistosa”: nos retamos a dar lo mejor de nosotros, a desarrollar nuestras capacidades al máximo. Esto es bueno y encomiable. El problema es cuando la competencia es el pretexto que usamos para mostrar mi “mejor casta”, mi “sangre azul”. Es cuando, en todas las áreas de nuestra vida intentamos ser “mejor que los demás”, y aplaudimos y vitoreamos al que lo logra. Por ejemplo, obtener buenas calificaciones en nuestros estudios no es sólo práctico (porque nos posiciona para un mejor futuro) sino también motivo de orgullo pecaminoso porque bien adentro de nosotros entendemos que somos “más inteligentes que los demás”. Podemos aplicar ese mismo modo de pensar a un ascenso en nuestro empleo, una victoria atlética, unos hijos con alto IQ, etc.

El orgullo es simplemente el deseo de mostrar superioridad sobre los demás en alguna área de nuestra vida. Como cristianos no solamente somos orgullosos al competir con la gente del mundo en las cosas del mundo (fama, dinero, poder, etc.) sino también cuando creemos que somos mas santos que los demás, somos mas “buenos” que los demás, tenemos “ministerios” mas grandes y exitosos que los demás, etc.

El orgullo es pecado porque:
  • Es contrario al carácter de Cristo en el creyente (Mateo 20:20-28)
  • Niega que el éxito proviene de Dios (1ra Samuel 2:7)
  • Niega que la habilidad que tenemos (inteligencia, constancia, fuerza) proviene de Dios (Deuteronomio 8:11-14, 17-18, 1ra Corintios 4:1-7)

En resumen, el orgullo es un burdo intento de robarle la gloria a Dios. Es una consecuencia básica del pecado original, la rebeldía a la soberanía de Dios, intentando sentarnos en el trono de Dios. Y para colmo de males, el orgullo ¡trae la oposición de Dios a nuestras vidas (Santiago 4:6)! Es por esto que en muchas ocasiones pasamos por tiempos de “desierto” en nuestras vidas y no entendemos porque la bondad de Dios se ha retirado de nosotros. No nos damos cuenta de que hemos pecado y que la disciplina de Dios está sobre nosotros. ¡Pidámosle a Dios que abra nuestros ojos y podamos ver nuestro orgullo, y por su Espíritu arranquemos toda raíz de maldad de nuestro corazón!

En Cristo,
Gadiel

Saturday, May 9, 2009

Los pecados que toleramos – El malagradecimiento

(Esta serie esta basada en el libro “Respectable Sins, de Jerry Bridges, NavPress, 2007,también disponible en español - un excelente recurso para el discipulado y crecimiento espiritual personal)

En el evangelio de Lucas hay una historia bien conocida acerca de 10 hombres que sufrían de lepra. Estaban aislados de su familia y de sus amigos por causa de su condición altamente contagiosa. En su encuentro con Jesús ellos recibieron la sanidad de su cuerpo y corrieron atropelladamente a continuar con sus vidas. Todos, excepto uno, el cual volvió profundamente conmovido, sabiendo que había recibido un regalo sumamente valioso, pero reconociendo que más valioso era el dador del regalo. Dice la Biblia que volvió “glorificando a Dios a gran voz” y “postrándose con el rostro en tierra” (Luc.17:11-19). Este hombre se olvidó de lo que había recibido, y comenzó a gritar su testimonio y adoró a aquél que lo había bendecido. El resultado no puede ser mas impactante: nueve personas volvieron a sus casas con sus cuerpos sanos, para continuar viviendo sus vidas. Uno volvió sano a su casa, pero ya no pudo continuar con su vida usual, pues ahora estaba “salvado”, y era una nueva criatura, un hijo de Dios.

Ser malagradecido es pecado, porque:
  • Fallamos en reconocer las bondades de Dios para con nosotros
  • Le robamos a Dios su gloria merecida
  • Prueba que estamos enfocados en los asuntos cotidianos de nuestra vida (los cuales prontamente se acabarán) ,y no en los asuntos celestiales (lo cuales tiene consecuencias eternas)

¿Qué nos dice la Palabra?
  • Que seamos agradecidos con Dios en todo – “Dando siempre gracias por todo al Dios y Padre” (Efesios 5:21)
  • Que no adjudiquemos nuestro logros y bendiciones a nuestro esfuerzo sino a Dios quien nos da las fuerzas – “Cuídate de no olvidarte de Jehová tu Dios… y digas en tu corazón: Mi poder y mi fuerza me han traído esta riqueza” (Deuteronomio 8:11-18)
  • Que en el tiempo difícil aprendamos a vivir sin ansiedad, presentando nuestra necesidad siempre a Dios, y confiados de que todo estará bien, porque así Dios lo ha prometido – “Estad siempre gozosos. Orad sin cesar. Dad gracias a Dios en todo, porque esta es la voluntad de Dios para con nosotros.” (1ra Tesalonicenses 5:16-18)
En Cristo,
Gadiel

Saturday, March 21, 2009

Los pecados que toleramos – El descontentamiento

(Esta serie esta basada en el libro “Respectable Sins, de Jerry Bridges, NavPress, 2007,también disponible en español - un excelente recurso para el discipulado y crecimiento espiritual personal)

El descontentamiento es un estado de ánimo que se manifiesta cuando enfrentamos circunstancias en nuestra vida que no podemos cambiar. Hay razones justas en la vida del cristiano para estar descontento. Por ejemplo, nunca debemos estar conformes con nuestro crecimiento espiritual; ¡en Dios siempre hay más! Tampoco debemos estar satisfechos con la injusticia y la maldad en la tierra; ¡anhelamos la justicia de Dios, el Reino celestial en la tierra! Este tipo de descontento es bueno, porque nos motiva a actuar positivamente, a favor de los asuntos de Dios.

Ahora bien, ¿cuándo el ánimo descontento es pecado? Cuando escojo sentirme miserable y desgraciado por las circunstancias de la vida. Bien puede ser algo trivial como mi estatura o peso, algo mas complejo como mi estatus económico, soltería, un matrimonio infeliz, o algo aún mas serio como un defecto físico, mala salud o la pérdida de un ser querido. Pero, ¿cómo es posible que llamemos a esto pecado? ¿No es justo sentirse mal cuando las cosas no me salen bien en la vida?

El descontentamiento es pecado por lo siguiente:
  1. Es una actitud que yo escojo, no necesariamente proporcional a mi problema
  2. Muestra mi rechazo a la providencia y soberanía de Dios - Él me ha hecho como soy y me ha puesto en mi circunstancia, con un propósito que debo aceptar y con el cual debo cooperar.
  3. Desenfoca mi vida para que me vaya tras las cosas que Dios no diseñó para mi
  4. Abre la puerta al resentimiento y amargura contra Dios, lo cual a su vez traerá desánimo y depresión a mi vida

¿Qué debemos hacer?:
  1. Creer en la soberanía de Dios, que él es bueno y sabio, y todo lo que hace con nosotros es para nuestro bien
  2. Orar por las cosas que nos afectan (ej, una enfermedad) para que si Dios quiere, quite de nosotros el pesar
  3. Orar por sabiduría para utilizar lo que Dios ha permitido en mi vida para su gloria

O sea, es cuestión de una actitud correcta, de aceptación de la voluntad de Dios, de entender que él tiene un mejor plan para ti del que tú puedes pensar, de someterte a Dios y buscar con pasión hacia donde él te quiere llevar.

“Todos los días del afligido son difíciles; Mas el de corazón contento tiene un banquete continuo.” (Proverbios 15:15)

En Cristo,
Gadiel

Saturday, February 14, 2009

Los pecados que toleramos – La Ansiedad

(Esta serie esta basada en el libro “Respectable Sins, de Jerry Bridges, NavPress, 2007,también disponible en español - un excelente recurso para el discipulado y crecimiento espiritual personal)

Los pecados “aceptables” o “menores” son aquellas cosas que “todos hacemos”, creyendo que son lo suficientemente pequeñas como para no afectar en gran manera nuestra vida espiritual. ¡Error! La Palabra nos enseña que hay deseos en nuestra carne que “batallan contra nuestra alma” (1ra Pedro 2:11). Son hábitos que permanecen en nosotros (aún después de nuestra conversión) que son contrarios al carácter que Dios quiere formar en nosotros.

La ansiedad (el “estrés”) es un modo de vida moderno. Todos nos preocupamos por los asuntos de nuestra vida (cómo pagar las deudas, con quién nos casaremos, el padecimiento de alguna enfermedad, la pérdida de un ser querido, etc.) y con razón. De hecho, como cristianos estamos llamados a ser responsables y diligentes en vivir vidas de provecho para nuestra familia y la sociedad; esto da honra a Dios. Así que es lógico estar algo ansiosos cuando no podemos conocer ni controlar el futuro, y de todas maneras ¡somos hechos responsables de los resultados! Estar ansioso nos ayuda a preocuparnos y “ocuparnos”. ¿Es esto pecado? ¡¡¡Por favor!!! …

La ansiedad es pecado, porque demuestra lo siguiente de mí:

  • Incredulidad – realmente no creo que Dios puede cuidar de mí como dice la Escritura en Mateo 6:31-35:
“No os afanéis, pues, diciendo: ¿Qué comeremos, o qué beberemos, o qué vestiremos? Porque los gentiles buscan todas estas cosas; pero vuestro Padre celestial sabe que tenéis necesidad de todas estas cosas. Mas buscad primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas os serán añadidas.”
  • Providencia de Dios – no acepto el arreglo que Dios ha determinado sobre mi vida y mis circunstancias; no me gusta en donde me pusieron y las circunstancias que estoy viviendo, rechazando entonces lo que dice la Escritura en Romanos 8:28:
“Y sabemos que a los que aman a Dios, todas las cosas les ayudan a bien, esto es, a los que conforme a su propósito son llamados.”
  • Preocupación – Quiero controlar el mañana en vez de dejarle ese asunto a Dios, como dice la Escritura en Mateo 6:36:
“Así que, no os afanéis por el día de mañana, porque el día de mañana traerá su afán. Basta a cada día su propio mal.”

Entonces, ¿qué debemos hacer?:
  • Creer en la Palabra, que dice que Dios cuida de mí y ordena mi camino cada día, para mi bien final
  • Aprender a orar con consistencia, dejando toda carga en las manos de Dios, llenándonos de fe y ánimo para continuar, adquiriendo sabiduría para tomar decisiones correctas cada día, y pidiéndole al Señor que nos enseñe las cosas que tenemos que aprender de la situación difícil que estemos pasando.
“Por nada estéis afanosos, sino sean conocidas vuestras peticiones delante de Dios en toda oración y ruego, con acción de gracias. Y la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento, guardará vuestros corazones y vuestros pensamientos en Cristo Jesús.”
Filipenses 4:6-7
“…echando toda vuestra ansiedad sobre él, porque él tiene cuidado de vosotros.”
1 Pedro 5:7

¡Aprendamos a confiar en nuestro poderoso y soberano Dios y viviremos en paz y tranquilidad todos los días de nuestra vida, para su gloria!

En Cristo,
Gadiel

Saturday, January 31, 2009

Los pecados que toleramos – La Impiedad

(Esta serie esta basada en el libro “Respectable Sins", de Jerry Bridges, NavPress, 2007, también disponible en español - un excelente recurso para el discipulado y crecimiento espiritual personal)

La Palabra de Dios nos exige una vida de santidad como un resultado natural de nuestra conversión a Cristo. Más aún, la Biblia nos enseña que el remedio para el pecado en nuestra vida es conocer dos verdades sumamente importantes:

  • Que el sacrificio de Cristo en la cruz nos libró del dominio y la culpa del pecado
  • Que el Espíritu Santo está trabajando hoy para librarnos de los hábitos pecaminosos que quedan en nosotros


Ahora bien, ¿cómo es esto en la práctica? ¿Puede un cristiano vivir una vida mas digna, limpia, mas ejemplar para el resto de la sociedad? Esta pregunta es muy importante dado el grado de mal testimonio que como iglesia damos todos los días a la sociedad general. Pareciera que la predicación del evangelio no está surtiendo mucho efecto en los que nos llamamos cristianos.

Si vemos esto con cuidado, notaremos que la realidad es que los que servimos a Cristo en verdad, sólo somos “rebeldes perdonados”, gente en proceso de ser re-creados a la imagen, a la semejanza, al parecido de Dios. Tenemos todavía nuestro mal carácter, malos hábitos y costumbres, los cuales no se parecen en nada a las virtudes que la Palabra describe de nuestro Padre. Y así, aunque hoy todavía no nos parecemos a Él, ya su Espíritu está trabajando en nosotros para cambiarnos y hacernos mas parecidos a Cristo.

Una de estos malos hábitos que quedan arraigados en nuestro interior es la impiedad. Este término es un poco difícil de tragar (para nosotros el “impío” es un hombre malvado, pecaminoso). Sin embargo, el término habla de uno que es “falto de religión”, o sea, falto de devoción, falto de una “actitud hacia Dios”.

¿Cómo puedo ser cristiano y tener una “mala actitud” hacia Dios? Esto ocurre cuando vivimos nuestra vida cotidiana sin tener en cuenta a Dios. Esto incluye todo lo que hacemos en el trabajo, la casa, con las amistades, en los negocios, en nuestro matrimonio, o sea, todo lo que hacemos fuera de las reuniones de la congregación a la que asistimos. Actuamos con impiedad cuando Dios es “irrelevante” en nuestras vidas.

¿Cuándo es Dios irrelevante en mi vida? Cuando no tenemos presente que:

  • Dependemos de él para todo (busca Santiago 4:13-17)
  • Somos responsables delante de él (busca Colosenses 1:9-10)
  • Fuimos salvados para vivir para su gloria (busca 1ra Corintios10:31, Colosenses 3:22-23)
  • Tenemos que mantener intimidad con él (busca Salmos 42:1-2)

Entonces, ¿qué debemos hacer? Debo entender hoy que mi vida como cristiano esta siendo vivida ante la presencia de Dios cada día. Así que, necesito asegurarme que:

Conduzco mi vida (trabajo, matrimonio, negocios, etc.) de una manera que agrade a Dios
Busco hacer cosas que traigan gloria (honra) a Dios ante los demás

Con esto me aseguraré no vivir una vida sin Dios (impíamente), como si él solo estuviera presente en los servicios de la congregación pero no en la totalidad de mi vida (desde mi levantarme hasta mi acostarme, aún en mis sueños).

En Cristo,
Gadiel

Thursday, January 1, 2009

Una palabra para el 2009

¡Que la paz de Dios sea sobre todos en este nuevo año 2009!

Gracias le damos a Dios por todo lo que ha pasado en el 2008, lo que él está haciendo hoy y lo que va a hacer en el resto del 2009. A todos los que en algún momento nos han contactado y han seguido nuestra plática mensual a través de este blog, le agradecemos su confianza y amistad, y esperamos que en este nuevo año la bendición de Dios no se haga esperar. A nuestra iglesia en Arecibo, Puerto Rico, la Comunidad Cristiana de Adoración – La Iglesia del Centro – le pido que continúen con nosotros este camino que el Señor en su sabiduría y misericordia nos ha trazado para su gloria. Nuestro Dios conoce el propósito por el cual nos plantó juntos en este lugar, y tiene preparado para cada uno de nosotros una tarea especial que traerá bendición y multiplicación a nuestras vidas.

Pero me preguntarás, ¿qué tuvo de bueno el 2008, con todo lo que tuve que sufrir? ¿Qué puedo esperar del 2009, si ya soplan vientos duros y se oyen malos augurios del tiempo que se avecina? Te puedo decir, que si sirves al Dios vivo, si has puesto tu confianza en el Señor Jesucristo, no habrá circunstancia negativa para tu vida. ¿Quiere esto decir que no tendremos problemas en el 2009? No es así, sino todo lo contrario. El Señor claramente nos dijo en su Palabra que mientras estemos en el mundo seremos expuestos a la aflicción y el dolor, pero que lo que nos toca a nosotros como cristianos es “confiar” porque ya Jesús “ha vencido al mundo”.

De hecho, no solamente se nos manda a confiar sino también a ¡hacer fiesta por el sufrimiento! ¿Cómo? ¿Acaso estamos locos? Según la Palabra, cada ocasión y temporada dura en nuestra vida, es la oportunidad que Dios mismo nos provee para madurarnos, hacernos crecer, limpiarnos, cambiar nuestro carácter y hacernos más perfectos para su gloria:

“Hermanos míos, tened por sumo gozo cuando os halléis en diversas pruebas… para que seáis perfectos y cabales, sin que os falte cosa alguna”
Santiago 1:2-5

La prueba y la aflicción del creyente son la fuente de su felicidad, pues esto trae al corazón la gloriosa verdad de nuestra condición en Dios: que somos sus hijos, y que como buen padre, el nos disciplina y corrige para hacernos mas parecidos a él. La prueba en el creyente no es porque el diablo está suelto sin control (totalmente falso – Dios está en control de toda nuestra circunstancia), o que somos muy flojos espiritualmente y no nos podemos sostener en pie solos (eso ya lo sabíamos). La prueba en el creyente llega porque Dios nos ama y está produciendo en nosotros vida divina:

“Aunque por un poco de tiempo tengáis que ser afligidos en diversas pruebas, para que sometida a prueba vuestra fe, mucho mas preciosa que el oro, el cual aunque perecedero se prueba con fuego, sea hallada en alabanza, gloria y honra cuando sea manifestado Jesucristo”
1ra Pedro 1:6-7

Cuando Cristo aparezca en las nubes (y eso parece que será muy pronto), aquellos que confían en él, levantarán sus cabezas complacidos de que su fe ha sido probada y ahora solo queda recibir de él, nuestro Señor, la gloria, honra y alabanza. Le pido a Dios, que en cuando concluya el 2009, puedas decir “gracias Señor por todas las cosas, porque todas son buenas y son para tu gloria”.

En Cristo,
Gadiel