Saturday, October 31, 2009

Los pecados que toleramos – El descontrol personal

(Esta serie esta basada en el libro “Respectable Sins, de Jerry Bridges, NavPress, 2007, también disponible en español - un excelente recurso para el discipulado y crecimiento espiritual personal)

¿Qué es dominio propio? Es gobierno sobre los deseos, impulsos, emociones y pasiones de uno mismo. Es tener prudencia, sobriedad, o lo que la Palabra llama “templanza” (Gálatas 5:22-23, Tito 2:2-6, 2da Pedro 1:5-6). Esto es tener auto-control, o sea, ser comedido en todo lo que hacemos, o no dejar que los deseos e impulsos de nuestro cuerpo y nuestra mente controlen nuestra vida.

Dios nos comanda a:
  • Ser moderados cuando satisfacemos deseos legítimos (ej. comida, descanso, etc.). El descontrol comiendo, bebiendo, durmiendo, descansando (TV, entretenimiento, juegos, etc.), habla de una persona que vive para el placer, y esto es una falla de carácter que al final va a afectar negativamente otras áreas de tu vida (familiar, trabajo, etc.).
  • Restringirnos totalmente de aquellos deseos pecaminosos (ej. pornografía, fornicación, etc.)

La falta de auto-control es pecado. Ser esclavos de placeres y deseos menores nos hace vulnerables a pecados aún mayores. Michael Quoist dijo:

“Si tu cuerpo toma todas las decisiones y da todas las órdenes, y si lo obedecemos, lo físico efectivamente destruirá todas las otras dimensiones de la vida”

Por eso, el apóstol Pablo nos manda a someter nuestro cuerpo para que no nos domine. Así que, debemos pedirle al Espíritu de Dios que nos guíe para conocer aquello que hasta hoy nos domina, y que nos dé el poder espiritual para vencer cada tentación. Aprendamos a no proveer maneras ni planes para que la tentación nos alcance, y reduzcamos nuestra exposición al pecado que nos llama.

¡Seamos gente que no se deja ganar por lo que “el cuerpo pide” sino por lo que Dios pide!

En Cristo,

Gadiel